Por Debbie Shelley

The Catholic Commentator

En un despliegue festivo de color, la comunidad hispana se reunió bajo un cielo caluroso pero de un azul muy vivo, para celebrar la contribución de las culturas del mundo en el Festival Latino, el 16 de Septiembre en la Iglesia de St. Pío X en Baton Rouge.

DSC_8676.tif

Mariachi Jalisco, una grupo cubano, toca música mexicana en el Festiva Latino el 16 de septiembre en San Pío X en Baton Rouge.  El Festival Latino celebra la diversidad de culturas en el país.  Fotos de Debbie Shelley | The Catholic Comentator

 

De acuerdo con Julia Scarnato, directora ejecutiva del Apostolado Hispano de la Diócesis de Baton Rouge, el primer festival latino se llevó a cabo en 1986, un proyecto originalmente del grupo de jóvenes del Apostolado Hispano. Fue diseñado para reunir a hispanos del area de Baton Rouge para compartir las diversas culturas en el pais. Originalmente llamado Feria Hispana, el evento se llevó a cabo en las instalaciones de la iglesia de St. George en Baton Rouge. 

La feria hispana continuó en St.George hasta 1995, cuando fue cambiado al Centro Católico de Sordos y se le cambió el nombre a Festival Latino. 

En 2013, debido al crecimiento de la comunidad hispana, el festival encontró un nuevo hogar en los terrenos de la Feria del Estado en Baton Rouge. 

“Esta ubicación nos daba un lugar mas conveniente para acomodar las multitudes que continuaban creciendo” dijo Scarnato. 

El año 2016 marcó el trigésimo aniversario del festival. Sin embargo, debido a la devastación que siguió a la histórica inundación en Baton Rouge y sus alrededores, el festival tuvo que posponerse. “Por los últimos treinta y un años la tradición ha continuado, trayendo a gente por todo un día de deliciosa comida, música en vivo, diversión familiar y amistad. Nuestro festival latino le da la bienvenida a residentes de Baton Rouge, New Orleans, Lafayette y areas aledañas. Es un medio para reunir a la comunidad cruzando las lineas étnicas, siendo su principal patrocinador la Diócesis de Baton Rouge. 

Realizado en su totalidad por voluntarios, este festival es el proyecto principal de recaudación de fondos del Apostolado Hispano.

Dijo Scarnato: “Le damos la bienvenida especialmente a estudiantes de preparatoria, colegios y universidades que están deseosos de interactuar y aprender acerca de nuestras culturas. Recibimos con gusto toda la retroalimentación de estos jóvenes y nos da gusto recibir sus comentarios. 

“Cuando hacemos memoria de los últimos 31 años, da gusto darse cuenta como el festival latino ha crecido en muchos aspectos. Como el festival reúne aproximadamente 4000 personas cada año, tenemos cobertura de los medios de comunicación extensiva, especialmente cuando hemos traído artistas reconocidos internacionalmente. 

“Sin embargo nuestro éxito viene con gastos considerables. “Para poder sostener y tener éxito en la recaudación de fondos, contamos con la generosidad de nuestros patrocinadores, la mayoría de ellos cuentan con negocios hispanos. Como organización no lucrativa, estamos muy agradecidos con estos patrocinadores que incluyen abogados, restaurantes, agencias de carros, especialistas en comunicación y artistas locales. La alcaldesa-presidenta de Baton Rouge, Sharon Weston-Broome, ha asistido y apoya esta celebración de la población latina del area de Baton Rouge.” 

Hablando del cambio a San Pio, Scarnato dijo: “Esto se debió al costo de la renta de otros locales.” 

Concluyo: “Es un regalo de Dios para la comunidad hispana tener este tipo de evento para reunir a la familia y sentir que nuestros valores están todavía vivos y que el Apostolado Hispano está siempre ahi para promover iniciativas que promueven cultura y respeto.”