Padre Donnell Kirchner, CSSR

Paroquia de San Geraldo

La  Iglesia Católica en el mundo entero, crece y se alimenta alrededor de la Eucaristía. La Eucaristía es el evento primordial y fundamental a través del cual se congregan las personas de más de 200 diferentes países y de diversas culturas. Aunque la celebración de la Eucaristía es un  evento clave y  único en su esencia,  no deja de recibir la influencia  personal de todos aquellos pueblos que la celebran.  

Yo crecí en un contexto alemán-irlandés; para esta cultura, la iglesia era un espacio totalmente sagrado, que debía ser respetado y en el cual uno entraba  guardando un silencio profundo frente a la Grandeza de la presencia del Señor. La celebración de la Eucaristía era considerada un momento solemne y grave.  En la comunidad latina he podido mirar que el llegar a la iglesia es entrar en un espacio para reunirse  con amigos; una clara y visible felicidad se refleja en sus rostros, es la  alegría del encuentro con otras personas que también van a participar en la misa; se saludan felices unos a otros y a menudo en voz alta y podría decir que al entrar a una misa en español se ven muy pocas caras tristes.

En una parroquia anglosajona, la mayoría de los participantes a la Eucaristía están presentes y listos antes de comenzar la misa. En una comunidad latina al comenzar la misa solo la mitad o algo más de la iglesia esta ocupada, sin embargo las puertas continúan abriéndose y la iglesia va llenándose de muchas personas que siguen entrando aunque estén tarde, tal vez el atraso será porque  viven a unos 30 minutos de distancia y además el tener que alistar a muchos niños pequeños, seguro la tarea no resulta algo fácil. Pero para el momento del Evangelio, la congregación ya está lista y completa.

Ser miembro del coro de la iglesia siempre ha sido algo especial y en la comunidad latina durante el canto del Gloria se puede sentir una vibración y un entusiasmo que es algo realmente notable. Uno debe prepararse para escuchar trompetas y guitarras con tonos de rock  animando a la alabanza al Señor.

En las iglesias de las parroquias anglosajonas parecería que la mayoría de los miembros son personas de edad avanzada y abuelos, por lo general no se ve mucha gente jóvenes. En una misa latina, al contrario, hay tantos niños que usted podria pensar que está dentro de  una guardería infantil. A ellos también se los puede ver ayudando a recoger la colecta, llevando las ofrendas al altar y son parte del coro.   

Parecería que la comunidad anglosajona, de acuerdo a cada región, tiene un solo tipo de acento al hablar en Ingles. En una Eucaristía de la comunidad latina encontraremos personas de diferentes países, por lo que también su hablar es diferente. Para tratar es explicar lo que se pueden escuchar imagínese que dentro de una comunidad que solo reza en  Ingles se encontraran personas de Inglaterra, Australia, India, Nigeria, Sudáfrica, Boston, Alabama y Escocia!. 

Las personas de la comunidad anglosajona depositan en la cesta de la colecta, los sobres que han recibido a su nombre  al registrarse  formalmente en la oficina parroquial. En una misa  de la comunidad latina, las personas buscan en sus bolsillos el dinero con el que van a contribuir y  compartir de lo que han ganado duramente, saben que la Iglesia no es apoyada por el gobierno de los Estados Unidos y que deben dar lo que les sea posible para mantenerla en marcha. 

En el momento del saludo de la paz, los anglosajones estrecharan la  mano de las personas que se encuentran cerca. En una misa latina, las personas se abrazan y se saludan fuertemente saliendo inclusive de sus  bancas y demuestran expresiones de placer cuando se encuentran  junto a alguien que no conocen.

En una comunidad anglosajona, el 98% de los asistentes se acercan a recibir la Santa Comunión. En una misa en Español, muchos se acercan con sus brazos cruzados sobre el pecho únicamente para recibir una bendición, ellos piensan que antes de recibir el Cuerpo y la Sangre de Cristo deben ir a confesarse aun cuando la doctrina de la Iglesia indique que la Santa Comunión quita los pecados más pequeños, es decir los veniales, como pueden ser: mentiras pequeñas, insultos, malos pensamientos, disgustos  con los miembros de la familia, haber bebido demasiado, etc. 

Muchísimos anglosajones se presentando en la iglesia simplemente con la ropa que usan para trabajar en sus jardines o con la que usan para practicar alguna actividad deportiva. Los latinos, generalmente más pobres económicamente, se visten con sus mejores ropas, botas de vaquero y sombreros, hebillas grandes en sus pantalones, vestidos largos que fluyen con hermosos chales. ¡Las niñas elegantemente vestidas  parece que fueran a una fiesta!

Sí, así es, la Eucaristía es el único Santo Sacrificio de Jesucristo muriendo una vez más para salvarnos de nuestros pecados y darnos vida eterna. Es lo que nos une a todos como UN solo Pueblo de Dios independientemente de cual pueda ser su origen étnico. Pero en una Comunidad Latina, usted se vera a si mismo moviendo los dedos de sus pies y balanceándose a su ritmo. 

Servicios de cuaresma

St. Pius 7-8 p.m.

8 de Marzo: Ministerio
Divina Misericordia

15 de Marzo Ministerio
Fe y Esperanza

22 de Marzo Ministerio Conquistando Las Naciones para Cristo

29 de Marzo Ministerio
Damas del Altar

05 de Abril: Pastoral Jovenes

12 de Abril: Jovenes Adultos

St. George Church
7:30-8:30 p.m.

8 de Marzo:
Toda la comunidad

15 de Marzo:
Toda la Comunidad

22 de Marzo:

29 de Marzo:

05 de Abril:

12 de Abril: