Por Richard Meek

The Catholic Commentator 

Padre Donnell Kirchner CSsR muere en su hogar en la rectoría del Holy Ghost Redemptorist en Houston el 13 de mayo. Tenía 79 años.  

Padre Donnell Kirchner CSsR

 

El Padre Kirchner vivió durante 45 años el carisma misionero de los redentoristas sirviendo a los pobres y abandonados. Cuarenta de estos años en la región de las amazonas en Brasil  

El también estuvo un año en la Diócesis de Baton Rouge apoyando al Apostolado Hispano y sirviendo como vicario parroquial en la iglesia San Gerardo en Baton Rouge.  

“En medio de todas las tribulaciones por las cuales estamos pasando debido al COVID-19, recibir la desafortunada noticia de la partida de nuestro querido Padre Kirchner es como recibir un golpe en una herida sangrante”, dijo Julia Scarnato, director del Apostolado Hispano. “Doy gracias a Dios por la oportunidad que tuvo la comunidad hispana de recibir el regalo del sacerdocio a través de la comunidad redentorista, y en este caso, por el Padre Donnell, quien poseía cualidades humanas y pastorales extraordinarias”.  

El Padre Kirchner nació el 24 de diciembre de 1940 en Fort Benning, Georgia, pero creció en Omaha, Nebraska y consideraba Nebraska su hogar. Hizo su primera profesión de votos el 2 de Agosto de 1961 y su profesión de votos perpetuos en septiembre 2, 1961. Fue ordenado al sacerdocio en Junio 22, 1966.  

El Padre Kirchner sirvió en los ministerios de formación y parroquiales en Manacapuru, Belem y Manaus en la región Amazónica de Brasil. Escribió varios folletos en portugués y frecuentemente escribía artículos para periódicos y revistas. 

El Padre Kirchner tenía casi 70 años de edad cuando regreso a Estados Unidos. Él se unió al grupo misionero Liguori Mission House en St. Louis, Missouri y fue un predicador popular y efectivo. También sirvió por un corto tiempo en la parroquia de St. Mary of the Assuption en Whittier, California. 

El aprendió español cuando tenía más de 70 años y en enero 2018 fue asignado a St. Gerard y rápidamente se convirtió en un valioso miembro del grupo del Apostolado Hispano. 

“Lo que yo admire del Padre Kirchner fue su espíritu bondadoso” dijo Scarnato. “El entendio que nosotros nos ponemos limitaciones a nosotros mismos, pero con Dios todo es possible.” 

Scarnato dijo que las homilías del Padre Kirchner fueron bien recibidas por la comunidad hispana, al punto de que ella enviaba copias a los hispanos detenidos en los centros de inmigración y prisiones, quienes buscaban asistencia spiritual para mantener viva su fe y esperanza en Dios. Scarnato dijo que el Padre Kirchner la acompañó a varias reuniones con oficiales de inmigración y de la policía abogando por los derechos de los inmigrantes.

“Su deseo de trabajar por la comunidad hispana en Baton Rouge lo inspiró a superar los obstáculos del lenguaje y salud”, dijo Scarnato. “Doy gracias a Dios en nombre de nuestra diócesis y de nuestro pueblo hispano por el regalo de tener un sacerdote con los valores humanos y evangélicos del Padre Donnell. Ahora mientras oramos por él, miramos, su vida y ejemplo para que nos ayude a tener la Fortaleza para continuar esta Misión”

A mediados de 2019, el Padre Kirchner fue asignado a la comunidad de Holy Ghost en Houston.